Modelos de posa-botellas

Botelleros: Variedad de formas y estilos

A quienes les gusta el vino y han logrado reunir una pequeña colección, seguramente les gustaría tener una de esas estanterías para tiendas para guardar las botellas. Claro que esto no es viable porque no se ajusta al espacio y estética del hogar. Por eso, nada mejor que optar por los botelleros que, cual paneles lamas para tiendas, son objetos de diseño y muy modernos, perfectos para colocar unas pocas botellas, en general de seis en adelante.
Hoy en día, es posible encontrar en el mercado una amplia variedad de botelleros, de suelo o de pared, que van desde los clásicos de madera rústica, pasando por los de acero, policarbonato y los hechos con materiales reciclables, hasta los más originales, que poseen las más diversas formas y tamaños.
Así, por ejemplo, podemos elegir un botellero de pared que va sujeto con una sola tira de acero. Es un modelo práctico y elegante, para usar como pequeña bodega. Asimismo, el color acero encaja a la perfección en aquellos hogares que poseen una decoración minimalista, donde las grandes estructuras brillan por su ausencia. Como las botellas quedan expuestas a la vista, éstas también pasan a ser un elemento decorativo.
En cambio, para aquellos que buscan algo un poco más clásico y económico, pueden optar por un botellero de madera barnizado, siendo ideal para colocar en las casas que tienen una decoración más rústica.
Incluso, hay botelleros fabricados en goma elástica para permitir almacenar el vino dentro de la nevera, facilitando que entren más botellas.
Botelleros de diseño
Para almacenar botellas de vino sin que ello suponga utilizar mucho espacio es totalmente posible gracias a los botelleros de diseño. Por lo general, suelen ser colocados en la cocina pero por su gran atractivo pueden ser colocados en otros ambientes de la casa, como por ejemplo el salón comedor, pues combinan muy bien con el estilo decorativo de cada hogar. Aunque, claro, hay que hallar el modelo más adecuado para evitar que desentone.
Una interesante opción es el colorido modelo propuesto por Marcel Wanders para Slide, que se asemeja a piezas de lego y posee una capacidad de hasta 40 botellas. Es apilable pero admite ser colocado de diferentes formas en función al espacio con el que se cuente.
Por otro lado, encontramos el botellero de pared “Menu”, diseño que pertenece a Jacob Wagner, cuyo diseño con acabado de goma destaca por su originalidad. Permite ordenar hasta 6 botellas de vino. Aunque, si con uno no es suficiente, se pueden colocar más, organizándolos de tal manera que sirvan de adorno para la pared.
Aquellos que dispongan de mayor espacio pueden montar su propia bodega climatizada, como el modelo “Mondragón” diseñado por Dragon Cellars. Los huecos en forma de rombo, brindan la posibilidad de colocar varias botellas, las cuales al quedar suspendidas en un espacio abierto favorecen la transmisión y paso del aire.
Formas divertidas

Si buscamos un botellero que no sólo sea original sino que, a su vez, sea divertido, entonces podemos elegir el modelo con forma de cactus, en el cual el soporte para cada botella se asemeja a los típicos pinchos de esta planta.
Su forma dinámica y natural, pensada para colocar unas pocas botellas, quedará de maravillas en la pared del hogar, en especial si se cuenta con una decoración de estilo rústico-moderno.
También, podemos conseguir algún modelo que sea pizarra y botellero a la vez, para dejar contentos a grandes y chicos, utilizando apenas un poco de espacio. En cambio, si preferimos un diseño más moderno podemos elegir unos originales botelleros vegetales, hechos en acero pintado en los colores más diversos.
Los hay inclusive con forma de mesa, que resultan muy prácticos porque además de servir de mesa, permite almacenar las botellas, de modo que cumplen dos funciones. Son perfectos para colocar en hogares de ambientes reducidos.
No menos originales resultan los botelleros de pared, entre los que se destacan los de  hierro forjado, porque son un excelente elemento decorativo. Muchosd de ellos suelen estar hechos por artesanos, por lo que podemos encargar que nos hagan uno de acuerdo a nuestros gustos.
Materiales
Es cierto que podemos encontrar este tipo de muebles fabricados en diversos materiales. Sin embargo, vamos a buscar algunos de los más atípicos y curiosos para construir nuestros propios botelleros.
Para quienes les gusten la onda retro y los clásicos discos de vinilo, nada mejor que utilizarlos para convertirlos en botellero.
Otra buena idea es usar los conos que suelen venir en los rollos de tela o papel para construir un modelo de varios niveles, uniendo las piezas con  grapas metálicas para darle un toque de estilo industrial. Podemos jugar con la disposición de los rollos para darle diferentes formas, como por ejemplo de pirámide.
Se pueden reutilizar las planchas de cemento para techos, para armar una bodega de tres o cuatro niveles.
También, podemos valernos de tejas para convertirlas en un amplio botellero. Claro que para esto será necesario cubrirlas con una tela gruesa que sirva para amortiguar.
Otros materiales que pueden usarse son bambú, para obtener un mueble rústico, una escalera vieja, reemplazando con sujetadores de tubo a los peldaños, o simplemente un paño o tela, realizando costuras para delimitar el espacio para cada botella.
Tipos de botelleros

Existen distintos tipos de botelleros:
Casilleros: Muy indicados para colocar en un ambiente destinado exclusivamente como bodega- Así, podremos almacenar en casilleros todas las botellas que sean de un mismo tipo o marca de vino o licor.
Botelleros pequeños: Ideales para almacenar el vino en la despensa o en un mueble ubicado en la cocina, preferentemente donde esté aislado de la luz.
Botelleros amovibles: Los hay de madera, metal o plástico, y resultan muy útiles para poder reorganizar la bodega ya que las botellas se mantienen ligeramente inclinadas.
Botelleros fijos: Van sujetados a la pared, por lo que resultan inmejorables para situarlos en espacios altos.
Los sibaritas del vino siempre buscan el lugar perfecto para conservar las botellas en buen estado. Para ellos, los botelleros son, por su estructura y disposición de los espacios, un elemento indispensable para almacenar de forma segura las botellas de vino sin que su uso implique trastocar la decoración del hogar, pues por su particular estética son considerados muebles decorativos.
Toda buena vinoteca que se precie de tal debe tener uno o más botelleros, no sólo para usarlo como espacio de almacenamiento, sino para guardar botellas de vino hasta que completen los procesos de añejamiento o hasta que sean consumidas.
De todos modos, también suelen ser usados como adorno en el hogar, sobre todo por los coleccionistas, para exponer los vinos que se poseen.
Para estancias grandes, hay botelleros de estilos sencillos que satisfacen más los criterios de espacios que los de decoración, ya que el fin es colocar el mayor número de botellas que sea posible. En esos casos, el material más empledo es la madera dado que es más segura para almacenar las botellas y su precio es accesible.
Sin embargo, cuando el uso de botelleros responde más a criterios decorativos y de elegancia, lo más conveniente es optar por los muebles modulares, sobre todo por la estética de su estructura que hacen que se luzcan más en salones o la cocina. De todos modos, pueden adquirirse botelleros de los tamaños más diversos que se adapten a la perfección a cualquier espacio que se pretenda decorar con este tipo de objetos.

Imagen:

http://img.decoesfera.com/2010/08/botellero-cactus.jpg

http://m1.paperblog.com/i/152/1522384/botelleros-modernos-vino-cobijado-diseno-L-BODtaG.jpeg